“Haz lo que amas y ama lo que haces” es una frase que está por todos lados. Pero si después de probar varios trabajos todavía no encuentras uno que realmente haga que te despiertes todas las mañanas con mucha energía, es normal que te sientas desmotivado.

En up! te compartimos 4 razones para que sigas intentándolo, sacúdete esa frustración y sigue buscando ese empleo que pague tus facturas y sobre todo, que te haga feliz.

1.- No es un cliché , es verdad. La vida es super corta y nos pasamos mucho tiempo trabajando. ¿Queremos hacer un esfuerzo para conseguir un trabajo que realmente disfrutemos o preferimos quedarnos como estamos?

2.- Cuando disfrutas lo que haces estás más motivado. Si estás motivado no te importa trabajar más horas. Si le metes esfuerzo, al final consigues “maestría” en aquello que te gusta. La maestría te hace avanzar y muy probablemente te hará ganar más dinero. Nadie se ha hecho rico NO disfrutando lo que hace.

3.- Inspirarás a otras personas, amigos o familia. Es la diferencia entre una cena quejándote del país o de tu jefe, a una cena compartiendo lo mucho que mola lo que haces. ¡La inspiración es contagiosa!

4.- Te sentirás mejor contigo mismo, te darás cuenta de las cosas que hacías para llenar esos agujeros enormes que sufrimos cuando no nos llena nuestro trabajo.

Todo esto es muy fácil decirlo, y si no sabes ni por dónde empezar la cosa se complica. A lo mejor sabes lo que quieres pero solo encuentras barreras en tu camino. O a lo mejor no lo sabes y vas super perdido.  Pues no estás solo. Como tú hay un montón. Por eso hemos creado UP!, para acompañarte en este viaje y darte las herramientas y la comunidad que necesitas para que paso a paso lo consigas.

 

X