No estamos contentos con nuestra vida laboral. Queremos un cambio. Necesitamos un cambio. Pero en el proceso de construir esta nueva vida laboral que ya de por sí es muy complejo, hay unas cuantas creencias disfuncionales que nos acompañan y dificultan el camino. Te explicamos tres de ellas.

 

 

Creencia disfuncional 1 : DEBERÍAS SEGUIR TU PASIÓN.

¿Cuál es tu pasión? Si sabes cuál es tu pasión sabrás qué tienes que hacer. 

A ver, si tienes una de esas pasiones ( a los dos años querías ser doctor, a los 6 años sabías que querías cuidar animales y ahora eres un doctor o un cuidador) es fantástico, pero los estudios dicen que solo un 20% de las personas nacen con una vocación.  Entonces si no tienes una vocación, ¿tienes que pasarte la vida buscándola? El resto de las personas, ese 80%, “solo” tiene un montón de cosas en las que está interesada. Quizás no deberíamos buscar esa pasión y simplemente probar a hacer aquello que disfrutamos y ver si con el tiempo se transforma en una pasión.

Creencia disfuncional 2 : YA TIENES QUE SABER HACIA DÓNDE IR.

Mujer (u hombre), ¡¡¡tienes una edad!!! Ya deberías saber lo que quieres hacer. 

Primero de todo. ¿”YA Deberías”? No te conocemos de nada, no sabemos que mochila de experiencias cargas. ¡En Up no utilizamos ese verbo! Tú eres quien eres y estás en el momento en que estás. Empecemos desde ahí. No vas tarde. Vas a tiempo, tu tiempo. Cada uno a su ritmo.

Es más, esperamos que la pregunta  “¿qué quiero hacer con mi vida?” te acompañe y vuelva a surgir de tanto en tanto  porque eso significa que estás evolucionando y creciendo como persona, y tus valores o prioridades cambian (si no evolucionásemos la vida sería extremadamente aburrida, ¿no?)

Creencia disfuncional 3 : TIENES QUE SER LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMA(O).

No te atrevas a conformarte con algo que no es la MEJOR versión de ti misma (o). 

¿Qué tiene de disfuncional esta afirmación?, pensarás. Esta frase que en principio parece empoderadora y motivante esconde una barrera enorme: la implicación de que solo existe una única versión que es la mejor. Implica que bueno es  enemigo de mejor y que mejor es enemigo de LO MEJOR.

Nosotros decimos que buscar LA MEJOR versión de ti mismo es enemigo de buscar todas las versiones  super buenas  que podrías ser. Que no hay una única mejor manera de vivir la vida (madre mía, ¡qué presión!) sino que hay un montón de vidas muy pero que muy buenas que podríamos vivir y disfrutar.

 

DISEÑA TU VIDA Y ADOPTA LA FORMA DE PENSAR DE UN DISEÑADOR.

Estas son solo unas cuantas de las creencias disfuncionales que hacen que nos machaquemos, nos culpabilicemos y pensemos más en términos de fracaso que de aprendizaje o proceso. Deshacernos de ellas no es fácil, llevamos muchos años escuchándolas e incorporándolas en nuestro sistema de creencias. No es fácil pero no es imposible. Tenemos que cambiar de mentalidad. Tenemos que dejar de pensar que la vida es un proceso lineal con un único destino al final. Una muy buena manera de hacerlo es adoptando la mentalidad de un diseñador. En los talleres “Diseña un cambio en tu vida. Diseña tu futuro” te explicamos cómo.